Cómo evitar problemas vasculares en el avión

Si alguna vez has volado en avión sabrás que el espacio entre asientos no suele ser muy amplio a menos que vayas en primera clase. lo cual puede resultar bastante incómodo si se trata de un trayecto de muchas horas. Esto puede dar lugar al temido “síndrome de clase turista”, un problema cardiovascular que se produce por estar sin poder moverse durante un periodo prolongado, todo el tiempo sentado y con poco espacio para mover las piernas.

Es cierto que no es trata de un problema frecuente, pero cuando aparece, puede llegar a ser muy grave.Y es que pueden producirse trombosis en las pirnzas, dolor de pantorillas e hinchazón. Lo que puede complicarse con el tromboembolismo pulmonar, que tiene lugar cuando un trombo de la pierna se suelta y va hasta el pulmón, quedando enclavado allí.

Hoy, en SP Pariking (aeropuerto de Málaga), te explicamos en qué consiste el “síndrome de la clase turista” y cómo evitar los problemas vasculares en el avión.

evitar problemas vasculares

¿A quién afecta el “síndrome de clase turista”?

Aunque nadie está exento de sufrirlo, lo cierto es que en la población sana es bastante extraño, ya que nuestro cuerpo cuenta con mecanismos suficientes para evitarlo. Solamente una de cada 4.000 personas cada año se ve afectada por por ello. No obstante, a partir de las 8 horas de vuelo, el riesgo se multiplica hasta por ocho. Las personas que si presentan mayor riesgo son las que ya de por sí padecen problemas de circulación, diabetes Mellitus o tumores, aquellas que cuentan con una edad avanzada o que han sufrido traumatismos graves en las piernas, episodios de trombosis venosa o se han sometido recientemente a una operación.

¿Cuáles son los síntomas del “síndrome de clase turista”?

Debes saber que los síntomas no suelen aparecer durante el vuelo, sino que se hacen evidentes ya en el lugar de destino, en los días posteriores. Los más frecuentes suelen ser la hinchazón, el dolor en la pantorrilla y el edema en la pierna. O, incluso, algunas dificultades para caminar. En estos casos, es necesario acudir al médico, ya que si el problema persiste, podría producirse un embolismo pulmonar, lo cual se nota por la senssación de dificultad al respirar o por el dolor en el pecho. Antes de tener que acudir a los servicios de urgencia y ponernos en riesgo, es mejor prevenir y consultar con el especialista para que nos proporcione el tratamiento necesario en caso de que lo considere oportuno.

¿Cómo prevenir los problemas vasculares al volar en avión?

Si haces vuelos con frecuencia de más de 6 horas de trayecto en clase turista y perteneces a alguno de los grupos de riesgo que acabamos de explicar, es conveniente que antes de hacerlo acudas al médico para que te informa y te aconseje sobre los riesgos. Además, las medias y calcetines de compresión son muy útiles en estos casos, y puede que necesiten un tratamiento con antiagregantes o administración de dosis de eparina de bajo peso molecular.

Pero también es importante evitar la movilidad prolongada, siendo aconsejable levantarse y caminar por el pasillo al menos cada dos horas. En la medida de lo posible, intenta mantener las piernas estiradas mientras estás sentado, evitando tenerlas dobladas o cruzadas mucho tiempo. Y, por supuesto, intenta mantenerte hidratado, pero nunca bebiendo alcohol o bebidas con cafeína.

 

Deja un comentario