Cómo evitar que a tus hijos les duelan los oídos en el avión

Seguro que te ha ocurrido más de una vez que, al viajar en avión, has experimentado una extraña sensación en los oídos. Se trata de algo más habitual de los que piensas y tiene que ver con los cambios de presión atmosférica que se producen durante el despegue y el aterrizaje. Algo que es especialmente molesto para los bebés y niños más pequeños, ya que sus oídos son más sensibles que los de los adultos. Lo cual no solamente les resulta muy molesto, sino que además pueden experimentar un dolor intenso e, incluso, miedo.

El conducto que conecta el oído medio con el oído externo, conocido como Trompa de Eustaquio, se ocupa de regular la preción del aire, permitiendo que cierta cantidad de aire llegue al oído medio. Por eso, cuando los oídos nos “suenan” al bostezar o al tragar, significa que nuestras Trompas de Eustaquio están regulando la presión del aire.

dolor de oídos en el avión

La cuestión es que este órgano es relativamente estrecho en los niños, por lo que a veces no funciona como debería, sobre todo si se encuentra congestionado debiudo a la mucosidad de una infección o a una inflamación.

Cuenado volamos en avión, buceamos o escalamos una montaña, la presión del aire se reduce a medida que nos elevamos y que descendemos. Si la presión no es regulada correctamente, el aire hará presión sobre uno de los lados del tímpano, haciendo que sea bastante doloroso. Esta es la razón por la que muchos bebés lloran durante el momento del descenso y aterrizaje del avión, justo cuando la presión del aire aumenta.

Afortunadamente, se trata de un dolor temporal que no ocasiona problemas a largo plazo a nuestros hijos y que, por norma general, desaparece en cuestión de unos minutos, conforme las Trompas de Eustaquio permitan que la presión del arie se vaya equilibrando en ambos lados del tímpano.

Si tu hijo está resfriado, es probable que el médico te recomiende que no viaje en avión hasta que la infección se haya curado. No obstante, si el niño tiene tubos insertados en los tímpanos para el tratamiento del fluído de los oídos, estos ayudarán a regular la presión y a que suceda con mayor facilidad.

¿Cómo aliviar el dolor de oídos en el avión de mi hijo?

En SP Parking (aeropuerto de Málaga) queremos que tu viaje y el de tus hijos sea lo más agradable posible y, por eso, te traemos algunos consejos para evitar, eliminar o reducir el dolor de oídos en el avión durante los momentos de despegue y aterrizaje.

Tomar mucho líquido

Intenta que tus hijos tomen mucho líquido durante el vuelo, a ser posible agua y nunca bebidas con cafeína. De esta forma, el niño no solamente estará tragando, lo que abrirá sus trompas de eustaquio, sino que además sus mucosidades nasales se ablandarán y sus oídos se decongestionarán.

Haz que mastique chicles o que chupe caramelos duros

Si tu hijo tiene ya más de 3 años de edad, dale un chicle o un caramelo duro, ya que esto ayudará a que sus oídos no se tapen y si lo hacen a que se descongestionen.

Darle una pastilla antiinflamatoria y descongestionantes nasales

Habla con tu médico y pregúntale sobre qué pastilla antiinflamatoria es más adecuada. Dásela media hora antes de volar y de aterrizar para que, si sus oídos se dscompensan, al menos no le cause dolor. Además, los descongestionantes nasales también ayudan a abrir los conductos del oído antes de despegar y de aterrizar.

Lleva contigo un biberón, un chupete o dale el pecho

Si alimentas a tu bebé con un biberón, asegúrate de que está sentado y con la espalda derecha mientras bebe. Y lo mismo si le das el pecho. Además, llévate el chupete para que la succión le ayude.

Mantenlo despierto duranye el despegue y el aterrizaje

Cuando dormimos, no tragamos con tanta frecuencia, lo que hace que mantener regulada la presión del aire en el oido medio sea más complicado.

 

 

Deja un comentario