Vuelos con escalas: ¿Más baratos?

A la hora de comprar billetes de avión es bastante habitual que los vuelos directos tengan un precio mucho más elevado que los vuelos con escalas. No obstante, son más los factores que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un vuelo con escala, ya que el coste del viaje completo conlleva otros gastos como la comida, el alojamiento o el transporte. Costes que muchas veces olvidamos y que pueden terminar por aumentar el precio incluso más que si hubiéramos comprado el vuelo directo. Por eso, hoy en SP Parking (aeropuerto de Málaga) te traemos algunos consejos a tener en cuenta a la hora de comprar vuelos con escalas y ahorrar dinero.

vuelos con escalas

1. Utiliza un comparador de vuelos para ver los precios de los directos y con escala

Si quieres ahorrar mucho dinero en tus billetes de avión, lo ideal es utilizar un comparador de vuelos como Skyscanner, donde podrás ver los precios de unos y otros. Además, podrás saber cuál es la duración de la escala y los horarios en que tendrá lugar. Piensa que cuanto más larga sea la escala, más gastos tendrá, pues tendrás que comprar comida y es posible que reservar un hotel para pasar la noche. No obstante, te recomendamos que te informes, ya que hay aerolíneas como Turkish Airlines y Emirates que ofrecen una noche de estancia gratis si la escala es superior a 10 horas.

Con lo cual, si la diferencia de precio no es muy elevada, lo mejor es decantarte por un vuelo directo o con escala más corta. Tampoco olvides mirar si es necesario trasladarse a otro aeropuerto durante la escala, ya que esto hará que tengas que gastar en un taxi o en transporte público.

2. Ten en cuenta el lugar de la escala

Si estás pensando en salir del aeropuerto durante la escala, es importante que tengas en cuenta si necesitas visado para ello y cuáles son las condiciones para conseguirlo. Si tienes la posibilidad de hacerlo, intenta comprar un billete que haga escala en países en los que puedas entrar sin problemas. Por ejemplo, si eres ciudadano europeo, dentro de la zona Schengen no hay problema, pero también hay países como China en los que puedes permanecer hasta 72 horas si tienes pasaporte europeo. Con lo cual, todo depende del país al que llegues.

3. Ahorra en la comida y en el alojamiento

Si vas a tomar un vuelo con escala, infórmate de si en el aeropuerto hay establecimientos de comida rápida como McDonalds o cualquier otro que tenga comida a buen precio para no gastar mucho. Además, intenta llevar una botella vacía para llenala de agua y no tener que comprar bebidas.

También puedes ahorrar en el alojamiento si la escala no es muy larga echando una cabezadita en el aeropuerto. Páginas como Sleeping in Airports ofrecen información muy interesante sobre los mejores lugare spara dormir en distintos aeropuertos del mundo. Eso sí, recuerda tener siempre a salvo tus pertenencias. Si esta opción no te convence, debes saber que en algunos aeropuertos pueden reservarse habitaciones por horas y duchas.

4. Evita volverte loco en el Duty Free

Los Duty Free pueden convertirse en una gran tentación durante las escalas. El hecho de que los precios sean más económicos puede hacer que terminemos comprando más cosas de lo que teníamos pensado o que hagamos compras impulsivas de cosas que no necesitamos.

5. No pagues por Wi-Fi

Aunque hay muchos aeropuertos que cuentan con Internet, la tarifa por usarlo suele ser cara. Intenta buscar un establecimiento de comida donde ofrezcan este servicio de manera gratuita o llévate algunas cosas para entretenerte en durante la escala, como libros, juegos, música o películas.

Deja un comentario