Cómo evitar problemas con el equipaje de mano en el avión

La lista de cosas que queremos meter en la maleta con nosotros para nuestras vacaciones suele ser interminable. La cuestión es que si viajamos solamente con equipaje de mano, no podemos llevar todo lo que nos gustaría, ya que hay que respetar la normativa de las compañías aéreas. Aunque cada vez que subimos a un avión parece que las normas son más numerosas y complicadas. Además, son muchas las personas que prefieren no facturar para no ir tan cargados, pero si lo hacemos así, no debemos sobrepasar las medidas o el peso máximo establecidos si no queremos que la empresa nos obligue a facturar. Por eso, hoy en SP Parking (aeropuerto de Málaga) te traemos algunos consejos para evitar problemas con el equipaje de mano en el avión.

equipaje de mano

Ínformate de las medidas de la maleta

Hay compañías aéreas en las que las franquicias del equipaje de mano varían dependiendo de la clase en la que viajemos. Por ejemplo, las medidas del equipaje de mano de Vueling son de 55x40x20 cm, pero en función de la clase, podemos llegar 10 kg o 14 kg. Por otro lado, Iberia permite que los pasajeros de la clase Business Plus viajen con dos maletas de mano siempre que cada una no supere los 56x42x25 cm.

No obstante, hay aerolíneas que permiten además llevar un bulto más aparte de la maleta de mano y otros objetos sin tener que pagar por ello, como un abrigos, un paraguas, un bastón, unas muletas, un andador, un portatrajes, un ordenador portátil y una bolsa de artículos del Duty Free. Y si viajas con un bebé, podrás llevar un bolso con su comida, bebida y artículos necesarios para su cuidado.

¿Me pueden hacer facturar gratuitamente?

Cada vez son más las compañías aéreas que obligan a los pasajeros a facturar de manera gratuita debido a la limitación de espacio en los maleteros de cabina, con el objetivo de garantizar una mayor comodidad y seguridad a bordo, incluso aunque cumplan con la normativa de medidas y de peso. Pueden ser recogidas por la tripulación en la puerta de embarque para ser colocadas en la bodega sin coste adicional. Después podrás recogerla en la cinta a tu llegada. Eso sí, si llegas con tiempo o tienes prioridad de embarque, las posibilidades de que te hagan facturar de manera obligatoria son menores.

¿Qué se puede y qué no se puede llevar en el equipaje de mano?

Existen objetos prohibidos que no pueden incluirse en el equipaje de mano, como un cuchillo, un bate o un cúter. Pero hay otros que, aunque creas que están prohibidos, son admitidos. Por eso, antes de preparar la maleta, es importante que consultes las normas de la compañía aérea para asegurarte de lo que puedes llevar o no. De esta forma tu paso por el control de seguridad será más rápido y no te requisarán ciertos objetos. Seguro que alguna vez te han quitado un bote de champú o un bote de crema en el control por no cumplir con las normas.

Para que te hagas una idea, no pueden llevarse ni objetos punzantes o cortantes, ni herramientas, ni equipos deportivo, ni armas, ni materiales explosivos o inflamables, ni líquidos oxidantes, ni materiales corrosivos o radiactivos, ni sustancias tóxicas, ni material infeccioso ni gases comprimidos. Pero sí pueden llevarse cubiertos, tijeras pequeñas o de punta redonda, cuchillas de afeitar desechables, agujas de coser, cortauñas, pinzas, palos de selfie, fósforos de seguridad, jeringas hipodérmicas, cigarrillos electrónicos, paracaídas de deporte y mechero de gas.

Además, como ya sabrás, los líquidos deben llevarse en recipientes de 100 ml y la suma de los mismos no debe superar un litro. Los envases deben meterse en un neceser o bolsa transparente y presentarse por separado en los controles de seguridad del aeropuerto para que sean inspeccionados con agilidad. Solamente hay excepciones con la comida y la bebida de los bebés y con los artículos líquidos que sean adquiridos en las tiendas del aeropuerto.

 

Deja un comentario