¿Te rastrean las aerolíneas para subir sus precios?

Seguro que alguna vez te ha pasado. Has estado mirando vuelos durante unos días para tus vacaciones y cuando por fin te has decidido a comprarlo ves que han vuelto a subir sus precios.  Decides esperar para ver si bajan y ves que vuelve a subir. Qué mala suerte, ¿verdad? Pues no. No se trata de mala suerte ni de falta de previsión por tu parte. Lo más probable es que la página a la que has estado entrando hace IP Tracking. Hoy en SP Parking (aeropuerto de Málaga) te contamos como se lleva a cabo este proceso y cómo puedes evitar que los precios de tus vuelos suban de repente.

subir sus precios

¿Qué es el IP Tracking?

El IP Tracking es un truco que utilizan cada vez más buscadores de viajes especializados y compañías aéreas y que puede resultar muy perjudicial para los viajeros. La página web almacena los datos de tu búsqueda mediante la IP de tu ordenador. Según explican los expertos, esto tiene mucho que ver con el uso de cookies. Pequeña información enviada a través de una web y que queda almacenada en el navegador del usuarios, registrando su actividad online y permitiendo que la empresa pueda verla.

Por este motivo, si la web nota que has entrado repetidas veces para ver el precio del mismo destino en las mismas fechas, entiende que estás muy interesado en comprar ese vuelo. Es entonces, cuando de forma automática el sistema decide subir sus precios. Con lo cual, cada vez que entres y realices la misma búsqueda, el precio del vuelo será mayor. Las empresas juegan con esta baza para que a los usuarios les entren más prisas por comprar los billetes.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que este nuevo precio solamente aparece para nosotros, solamente para nuestra IP, por lo que si decidimos comprarlos estaremos pagando un importe superior al de cualquier otro usuario que no haya hecho la búsqueda anteriormente. De esta forma, la compañía se asegura una venta que estaba dudosa y además recibe mayores ingresos por un billete que esperaba vender a un precio más bajo.

Lo más curioso es que en la Unión Europea la ley establece que el almacenamiento de cookies en el ordenador de un usuario solamente puede hacerse si el usuario es avisado al respecto y si tiene posibilidad de rechazar la operación. El problema es que también se establece que es lícito guardar datos que son necesarios por motivos técnicos. Y aunque la mayoría de las compañías aéreas y buscadores de vuelos y hoteles ya incluyen dentro de su web su política de cookies y protección de datos, siguen usando esta información en su beneficio.

Desde el sector aéreo indican que “el almacenamiento de información es necesario para llevar a cabo un proceso online rápido para el usuario y evitar que tenga que introducir constantemente la misma información”.

Las compañías defienden además que esto tiene que ver con el modelo de gestión de precios de la industria. Se produce porque a medida que más usuarios van comprando billetes de esas tarifas, el sistema está programado para subir sus precios al siguiente nivel tarifario. Algo que consideran normal. De hecho, en algunas empresas como Ryanair se muestra el número de plazas que quedan por esa tarifa.

Sin embargo, aunque hay sospechas al respecto, lo cierto es que las pruebas no son concluyentes. No hay nada que demuestre que las empresas utilicen las cookies de forma premeditada para atraer al usuario con vuelos baratos y que luego el precio aumente cuando quieren hacer la compra.

¿Cómo evitar el rastro online de las aerolíneas?

Obviamente si pensamos que estamos pudiendo ser víctimas de IP Trancking, lo más recomendable es hacer la búsqueda desde otro ordenador que no se encuentre conectado a la red de Internet de nuestra vivienda. Puedes pedírselo a algún amigo y así no tendrás que desplazarte. De esta forma, podrás comprobar si el hecho de subir sus precios tiene que ver con tu IP o porque realmente ha aumentado para todos los usuarios.

Lo ideal es hacerlo una vez que hayamos estudiado las mejores opciones para nuestro viaje y estemos decididos a comprar el billete, ya que así la búsqueda en el otro ordenador solamente se realizará una vez y no correrás el riesgo de que el proveedor vuelva a hacer lo mismo al notar el interés en ese destino y fechas en concreto.

En caso de no disponer de conexiones distintas para realizar la búsqueda también puede surtir efecto borrar el rastro online que ha dejado nuestra IP. Para ello solamente necesitas reiniciar el router entre la primera y la segunda búsqueda. De esta forma, tu ordenador recibirá una IP diferente y no serás “reconocido” por la web.

En cualquier caso, lo cierto es que debido a las quejas y denuncias que han efectuado muchos consumidores al respectos en países distintos, se están tomando medidas para poner freno a este tipo de prácticas fraudulentas para el usuario.