Embarazada de 8 meses: ¿Se puede viajar en avión?

¿Es peligroso viajar en avión embarazada de 8 meses? Muchas mujeres piensan que viajar en avión es arriesgado para el bebé porque las elevadas altitudes y por los rayos X que deben pasarse en el control de equipaje. Sin embargo, no son más que mitos. Y es que la radiación a la que nos exponemos tanto en el control como a elevadas altitudes apenas penetra en el cuerpo, por lo que es casi imposible que se causen daños al feto.

Es verdad que durante el tercer trimestre nuestro cuerpo cambia mucho y está prácticamente preparado para el parto, pero esto no tiene por qué afectar a nuestros compromisos habituales y para muchas embarazadas esto significa volar en avión. Lo cierto es que no existe una respuesta exacat para determinar si se debe o no viajar en una fase tan avanzada de la gestación y también hay que tener en cuenta que cada embarazo es diferente.

embarazada de 8 meses

Las compañías aéreas ni siquiera se ponen de acuerdo y cada una establece unas reglas distintas. Por ejemplo, American Airlines tiene prohibido dejar volar a una embarazada si ésta se encuentra a menos de 7 días de la fecha prevista del parto, salvo que exista una indicación médica que diga lo contrario. En cambio, Southwest Airlines no tiene ningún tipo de restricción para estos casos.

Desde el punto de vista médico, no hay ningún impedimento para que una mujer embarazada de 8 meses no pueda viajar en avión siempre que no existan complicaciones médicas. Con lo cual, las precauciones a la hora de viajar son las mismas que las de otra persona y puede tomar el vuelo de manera segura. Eso sí, hay que tener en cuenta que el parto podría adelantarse, por lo que la mujer debe plantearse si le importaría que su bebé naciera en otra ciudad o país donde tuviera que ser atendida en caso de que fuera necesario y depsués regresar a su lugar de origen con él.

Consejos para viajar en avión embarazada de 8 meses

 

  • Muchas mujeres embarazadas de 8 meses se preguntan si el vuelo puede provocar que el parto de adelante. Esto no tiene por qué ser un problema, especialmente si se trata de un vuelo corto. Pero si es importante que se mantengan hidratadas para evitar contracciones durante el vuelo.

  • Si las mujeres embarazadas pasan mucho tiempo sentadas, como suele ocurrir en vuelos de larga distancia, son propensas a sufrir coágulos en las venas de las piernas, lo que puede ocasionar una trombosis. Por eso, es muy importante que estiren las piernas al menos cada hora dando una vuelta por el pasillo del avión.

 

  • También hay que tener en cuenta el clima del país al que viajan. Por ejemplo, si las temperaturas del lugar de destino son muy bajas, al igual que cualquier otra persona, podrían enfermar y hay que recordar que las embarazadas pueden tomar muy pocos medicamentos.

  • A partir de las 32 semanas de embarazo, las compañías suelen pedir un certificado médico que confirme la fase de embarazo y la capacidad de la pasajera para volar. Además, la futura madre debe firmar un documento que exima a la aerolínea de toda responsabilidad en caso de que surgiera algún problema relacionado con su estado durante el vuelo.

 

En cualquier caso, es fundamental que si estás embarazada de 8 meses y tienes que volar en avión, lo consultes primero con tu médico para que él te diga si es conveniente o no hacerlo, sobre todo si se trata de un vuelo de larga distancia. Siempre que la madre y el niño estén bien, no tiene por qué haber ningún problema, pero lo ideal es que el vuelo no dure más de 4 horas o que no se haga con demasiada frecuencia.