Cómo superar la claustrofobia al viajar en avión

Al igual que otras fobias, la claustrofobia es un miedo irracional. En este caso a pasar mucho tiempo dentro de un espacio cerrado del que no es posible salir. Cuando se trata de volar en avión, muchas veces ni siquiera tiene que ver con el hecho de estar encerrado, sino con el miedo a que falte el aire o incluso a tener un accidente. Pero lo cierto es que puede llegar a ponernos realmente nerviosos y convertir el viaje en una auténtica tortura. Los expertos aseguran que la mejor forma de superarlo es enfrentándose a la causa del miedo. Si la persona tiene voluntad de superarlo, durante la primera hora el miedo habrá descendido a la mitad, en la hora posterior al 20% y a la tercera hora, el miedo habrá pasado.

No obstante, en SP Parking (aeropuerto de Málaga) sabemos que para las personas que lo sufren, muchas veces no es tan fácil. Por esta razón, hoy te traemos algunos consejos para que puedas mantener bajo control la claustrofobia al viajar en avión.

claustrofobia al viajar en avión

Compañías aéreas

Con la llegada de las compañías low cost, los asientos empezaron a ser más estrechos y los servicios recibidos por los pasajeros se vieron reducidos a cambio de poder disfrutar de un vuelo más barato. No obstante, siempre podemos optar por un asiento en preferente o por una compañía convencional que ofrezca asientos más espaciosos. De esta forma, podremos sentirnos más cómodos durante el vuelo, especialmente si se trata de un trayecto de larga distancia.

Trayecto

Algunos trayectos son muy populares entre los viajeros de negocios, por lo que suelen estar muy llenos en días laborables. Pero también hay otros trayectos que son muy populares entre turistas y que suelen estar llenos los fines de semana. Investiga un poco sobre el trayecto que vas a realizar y si tienes flexibilidad, elige el vuelo cuando esté menos abarrotado. Por otro lado, debes tener en cuenta que los aeropuertos de grandes ciudades suelen estar más concurridos que los aeropuertos regionales. Si estar rodeado de mucha gente aumenta tu nivel de nerviosismo, intenta elegir un vuelo sin escalas o buscar una conexión a través de una ciudad más pequeña.

Información sobre el vuelo

Llevar a cabo una búsqueda rápida en la red sobre un determinado vuelo puede ofrecerte información sobre lo lleno que va normalmente el vuelo y el promedio habitual de duración. Aunque nada puede garantizarte que vaya a ser así, saberlo por adelantado puede ser muy útil para elegir un vuelo que vaya menos lleno o que sufra retrasos con menor frecuencia.

Elegir el asiento

Muchas personas que sienten claustrofobia al viajar en avión prefieren elegir asientos situados en el pasillo y así tener además más espacio para colocar las piernas. En cambio, hay otros que prefieren elegir ventanilla para disfrutar de las vistas e ir más distraídos durante el trayecto. De esta forma no irán pensando que el avión va lleno de gente o que el asiento en el que van es muy estrecho. No obstante, hay que tener en cuenta que, si se trata de un trayecto largo, deberás molestar a los pasajeros cada vez que vayas al baño. Además, ir el el asiento del pasillo te permitirá levantarte de vez en cuando para dar paseos y desconectar, lo que te ayudará a tener mejor controlados los síntomas. También hará que te resulte más sencillo ir al baño y poder acceder a cualquier cosa que hayamos guardado en los armarios. El único inconveniente es que solamente podrás ver el interior y no las vistas exteriores del avión.