Cómo evitar los mareos en el avión

Para muchas personas viajar en avión resulta muy fácil, pero para otras puede convertirse en un auténtico suplicio debido a los mareos que sienten. la sensación de mareo tiene que ver con los menajes que recibe nuestro cerebro y que pueden resultarle confusos, ya que por un lado estamos quietos y por otro estamos en movimiento. El problema es que los mareos en el avión son algo que no podemos controlar y que pueden hacernos vivir una pésima experiencia durante nuestro viaje, llegando a nuestro destino con mal cuerpo. Lo cual no es nada agradable si pensamos en lo agotador que ya de por sí resulta el vuelo, especialmente cuando se trata de trayectos de larga distancia.

Por eso, si eres de los que padece esta sensación y tienes pensado irte de vacaciones en unos días, hoy en SP Parking (tu parking en Aeropuerto de Málaga) te traemos algunos consejos para evitar los mareos en el avión y que puedas disfrutar de tu experiencia de vuelo sin estas sensaciones tan desagradables.

Mareos en el avión

Antes de embarcar

1. Tomar una comida ligera

No viajes con el estómago vacío, pero tampoco demasiado lleno. Comer en exceso antes del vuelo incrementa los riesgos de sufrir mareos en el avión. Lo ideal es tomar una comida ligera como galletas saladas, una pieza de fruta, frutos secos… Intenta que sean siempre alimentos ligeros con poca grasa, evitando por ejemplo el queso o la mantequilla que pueden resultar más pesadas para la digestión.

2. Acostúmbrate al movimiento antes de coger el vuelo

Algunas personas afirman que si se realizan actividades físicas antes de volar, el cuerpo se acostumbra al movimiento y los mareos afectan en menor medida. Sin embargo, no se trata de hacerlo solamente una vez, sino de hacerlo de forma rutinaria varios días antes.

Aliviar las náuseas

1. Tomar medicamentos

Medicamentos como Dramamine o Bonine contribuyen a evitar los mareos que se generan durante el aterrizaje y el despegue. Estos fármacos actúan impidiendo que los sentidos manden señales confusas a nuestros cerebro. En las farmacias pueden encontrase muchos que no necesitan receta. Pero para que haga efecto deberás tomarlo media hora antes de despegar.

2. Parches de escopalamina

Se trata de pequeños parches que se colocan detrás de la oreja. El único inconveniente es que pueden tener efectos secundarios como somnolencia, sequedad bucal o visión borrosa. Además hay que tener en cuenta que no pueden adquirirse sin receta por lo que antes deberás hacer una visita al médico y que éste valore si es adecuado para ti.

3. Pulseras de acupresión 

Pueden adquirirse en cualquier farmacia. La realidad es que su efectividad no ha sido comprobada científicamente del todo, pero muchas personas aseguran que a ellas les funciona.

4. Masticar chicle de menta

Masticar chicle te ayudará a dejar de pensar en el malestar que sientes, pues estarás concentrado en el sabor y en la acción de masticar. También puede serte de utilidad para evitar la presión de los oídos o la cabeza.

Durante el vuelo

1. Elige un asiento cerca de las alas del avión

La zona de las alas del avión es la más estable del avión, por lo que hay menos movimiento que pueda mandar mensajes contradictorios al cerebro. Cuando hay demasiado movimiento, nuestro cerebro puede recibir señales confusas, ya que nuestros ojos no muestran movimiento, pero nuestro cuerpo si sienta que se está moviendo.

2. Intenta estar sentado todo el tiempo posible

Estar sentado hace que los movimientos bruscos que realice el avión nos afecten menos. Por tanto, nuestros sentidos mandarán menos señales contradictorias al cerebro, ya que el cuerpo percibirá menos movimiento. En el caso de que haya turbulencias, concéntrate e intenta seguir los movimientos del avión de una manera fluida. Cierra los ojos e imagina que vas en el coche por una carretera llena de baches.

3. Trata de mantener la vista fija al frente

Muchas personas pueden leer sin que esto les produzca mareos en el avión. Sin embargo para las personas que tienden a sufrirlos fijar la vista en el libro puede producirles malestar. Intenta mantener siempre la vista hacia el frente.

4. Escuchar música

Escuchar música es una excelente opción, ya que suaviza el ruido que se genera con el despegue y el aterrizaje y que nuestro oído reciba vibraciones y envíen señales al cerebro. Estos mensajes son los responsables de que seamos conscientes del malestar y que sintamos náuseas.

5. Evita pensar que vas a marearte

La sugestión puede llegar a ser muy poderosa y si ya vamos pensando que nos vamos a marear, lo más probable es que acabemos sintiéndonos mal. En lugar de eso intenta pensar en alguna historia que hayas leído últimamente, en algún lugar que te guste mucho o en lo que vas a hacer cuando llegues a tu destino.