Los 4 mejores festivales musicales de verano de Europa

Aunque todavía estamos en primavera, el verano está cada vez más cerca y, con ello, las ganas de divertirse aumentan considerablemente, Toda Europa se llena de fiestas donde la música y el ambiente se convierten en los protagonistas. Es cierto que viajar siempre cuesta dinero, pero si sacamos nuestros billetes con antelación, siempre es posible encontrar buenos precios para viajar en verano. Además,el aeropuerto de Málaga cuenta con varias compañías low cost que operan con vuelos regulares a las principales ciudades del continente y que en verano aumentan su actividad. Por eso, si estás pensando en disfrutar de este tipo de eventos en tus vacaciones, hoy en SP Parking (aeropuerto de Málaga) te traemos algunos de los mejores festivales musicales de verano de Europa.

festivales musicales de verano de Europa

Tomorrowland (Bélgica) 

Muchos piensan que Bélgica es un país aburrido. Sin embargo, debes saber que, a pesar de su tamaño, cuenta con una concentración de festivales veraniegos superior a la del resto de Europa y, probablemente, del mundo. Este festival se celebra en la población de Boom. Con una decoración propia de las películas de Tim Burton que convierten este lugar en un auténtico mundo de fantasía. Y para amenizar la fiesta la magia de la música de grandes DJs.

Sziget Festival (Hungría) 

Este festival tiene lugar en un entorno idílico, los bosques de la isla húngara de Obufai-sziget, a orillas del río Danubio y situada al norte de Budapest. Más de 40 escenarios y alrededor de 400.000 personas se congregan en este lugar a lo largo de la semana. Eso sí, el precio del festival es de 250 euros para poder acceder todos los días.

Este festival comenzó a celebrarse en 1993 y el rock siempre ha sido el principal protagonista de la fiesta, aunque en la actualidad también tienen cabida otros géneros. Aunque en sus inicios era frecuentado casi exclusivamente por estudiantes húngaros, hoy acoge a gentes venidas de todos los rincones de Europa.

Glastonbury (Reino Unido)

Se trata de mucho más que de un festival de música. Empezó a celebrarse en 1970 tras la muerte de Jimi Hendrix. Miles de hippies se reunieron en la campiña Pilton, en Somerset, y grandes cantantes de la época asistieron al evento.

En la actualidad, este festival sigue teniendo un toque hippy y los asistentes se alojan en las grandes zonas verdes que se encuentran alrededor de los escenarios en una ambiente relajado.

Pero también tiene cierto carácter benéfico, con varios escenarios que son gestionados de forma privada por empresas sin ánimo de lucr, como Greenpeace o Wateraid.

Por supuesto, también hay música. Los asistentes pueden disfrutar de los conciertos de las mejores bandas del momento.

FIB (España)

Peor no hay que salir de España para encontrar buenos festivales de música. El Festival Internacional de Benicàssim es famoso en todo el mundo. Jóvenes de todos los rincones del globo llegan a esta ciudad castellonense para disfrutar de la buena música, la playa y la fiesta.

Este festival empezó a celebrarse en agosto de 1995. Pero, ante las protestas de muchos vecinos y hosteleros, pasó a celebrarse en julio. Actualmente supone un verdadero acontecimiento cultural donde no solamente puede disfrutarse de conciertos de música electrónica, rock, popp, indie, reggae y demás, sino que también se organizan otros eventos que tienen que ver con el cine, el teatro o la moda.

La entrada para los 4 día suele rondar los 160 euros, aunque los residentes en la Comunidad Valenciana pueden disfrutar de un importante descuento.