Cómo elegir la maleta más adecuada para cada viaje

Uno de los momentos que más solemos retrasar a la hora de salir de vacaciones es preparar el equipaje. Y es que además de elegir la ropa, hay que colocarla de manera que nos quepa todo dentro de la maleta, lo cual pude suponer una auténtica pesadilla para muchos. Para empezar, si viajamos en avión, debemos tener en cuenta las limitaciones de medida y peso del equipaje de mano y de equipaje facturado para no excedernos y evitar cargos adicionales. Pero además debemos tener en cuenta los días de estancia y el tipo de viaje que vamos a realizar.

El problema es que existen multitud de tamaños y tipos de maletas, desde las maletas más diminutas a aquellas con capacidad maxi, o mochilas para viajes más cortos o países en los que llevar una maleta con ruedas puede ser más molesto. Para que te resulte más fácil elegir, en SP Parking (aeropuerto de Málaga) hoy te traemos algunos consejos para elegir la maleta más adecuada a tus necesidades en cada viaje.

maleta más adecuada

Maleta VS Mochila

¿Cuáles son tus necesidades en el viaje? ¿Cuántos días vas a marcharte? ¿En qué época vas a viajar¿ Todas estas cuestiones y alguna más son las que debes hacerte antes de salir de viaje para elegir la maleta más adecuada. Las mochilas son una excelente opción, ya que no hay que facturarlas (al igual que el equipaje de mano) y además se gana en movilidad pues pueden llevarse a la espalda. Por eso, si vas a viajar durante unos pocos días, puede ser la mejor opción.

En cambio, si viajas en pareja durante unos pocos días, puedes distribuir el peso en una maleta pequeña y en una mochila que podéis usar en las excursiones que hagáis en el propio destino para llevar algo de comida, bebida y enseres personales necesarios como el móvil, la cartera, la cámara de fotos, etc.

Si vas a marcharte para una estancia más larga, más de dos semanas, y viajas con tus hijos y tu pareja, la mochila no es la mejor opción. En estos casos recomendamos llevar una buena maleta en la que podamos meterlo todo.

Rígidas VS Blandas

Las maletas rígidas son perfectas cuando vamos en avión, ya que de esta forma el contenido no sufrirá a través de los distintos procedimientos que se llevan a cabo a la hora de facturarla y de transportarla. Es más, si a tu regreso quieres traerte algún regalo que puedan romperse con los posibles golpes o roces, también es la mejor forma de protegerlos. Eso sí, debes tener en cuenta que son más pesadas y que esto puede ser negativo si vas a llevarla como equipaje de mano.

Por su parte, las maletas blandas son menos seguras, pero más manejables y su peso suele ser menor que el de las maletas rígidas. Además son más flexibles por lo que la tela se adapta al contenido de la misma.

Con ruedas VS Sin ruedas

Aunque muchas veces no somos conscientes de ellos, la invención de la rueda supuso una gran revolución. En la actualidad, la rueda es prácticamente un accesorio imprescindible en las maletas de viaje por el gran ahorro de energía que se obtiene y por la facilidad de manejo que otorgan. De esta forma, el equipaje deja de ser una carga.

En cambio, las maletas sin ruedas suponen un peso adicional que te retrasarán a la hora de caminar dentro de la terminal del aeropuerto, ya que es más complicado llevarlas. Este tipo de maletas ya solamente las llevan los deportistas con telas que permiten que las prendas húmedas respiren mejor.