¿Puedo aparcar mi caravana en la calle?

Seguro que más de una vez has podido ver caravanas y autocaravanas aparcadas en la calle. Algunas veces enganchadas a un vehículo y otras sin enganchar. Y es posible que te hayas preguntado si se trata de una práctica legal y si es seguro.

Antes de nada, debes saber que aparcar la caravana en la calle no es buena idea. Recuerda que la mayor parte de las caravanas, debido a su escasa capacidad de carga, no necesitan pagar impuestos de circulación, ya que este impuesto solamente se aplica a los remolques cuya carga útil sea inferior a 750 kg. Este peso indica la capacidad de carga, por lo que no debe confundirse con el peso de la caravana. Pero lo cierto es que, una vez desenganchada, tiene consideración que un contenedor de obra o parecido, por lo que el Ayuntamiento podría sancionarnos si la aparcamos ocupando espacio en la vía pública. Y no es necesario que sea la policía la que la vea, sino que cualquier vecino puede llamar para quejarse y si no se localiza rápidamente al propietario, la grúa podrían incluso llevársela, lo que conlleva una multa más alta.

aparcar caravana en la calle

Si la dejamos enganchada al vehículo, la cosa cambia. En este caso, forma parte de un conjunto, donde el vehículo al que está enganchado si paga impuesto de circulación, por lo que puede estacionarse sin problemas. Eso sí, hay que tener en cuenta que algunos ayuntamientos prohíben estaciones vehículos de este tipo en un mismo lugar durante varios días.

Pero además, no solamente debemos tener en cuenta las ordenanzas municipales, sino que estaciones una caravana en la calle puede entrañar ciertos riesgos. Puede incendiarse o moverse si se encuentra en pendiente y terminar ocasionando daños a otros vehículos cercanos u objetos de la calle. Las caravanas de menos de 750 kg no necesitan seguro, con lo que si no lo tenemos y esto ocurre, tendremos que responsabilizarnos de todos los desperfectos causados. Imagina que varios coches de incendian por nuestra culpa. La suma ascendería a una fortuna.

Por otro lado, también corremos el riesgo de que nos roben. Una caravana es muy fácil de romar, ya que en pocos minutos puede ser enganchada a un coche y desaparecer. Hay que pensar que está hecha para ser remolcada con facilidad. Es cierto que podemos ponerle un cepo, pero esto no es suficiente, ya que los ladrones también saber romperlos para  llevársela. Y, aunque no sufras un robo de la propia caravana, siempre pueden robarte en el interior de la misma. Las caravanas son muy fáciles de abrir. Cuentan con ventanas de plástico y puertas de chapa que pueden romperse sin dificultad. Y lo peor no es lo que puedan habernos robado, sino el destrozo que causan para poder acceder. Piensa que si la caravana es antigua, puede resultar muy complicado encontrar el recambio de la ventana o de la puerta.

Por otro lado, debes pensar que aunque hayas dejado espacio sufieiente para salir, puede que cuando vayas a echar mano a cogerla para marcharte de vacaciones, se encuentre atrapada entre dos coches y es muy probable que no haya manera de sacarla.

En SP Parking (aeropuerto de Málaga) te ofrecemos la posibilidad de contratar los servicios de aparcamiento para caravanas en Málaga. Disponemos de plazas especiales para este tipo de vehículos, donde tu caravana estará vigilada las 24 horas del día en un recinto con cámaras. Por un precio muy económico, podrás mantener tu caravana a salvo, protegida por un seguro a todo riesgo los 365 días del año. De esta forma, podrás guardarla cuando no la estés usando y venir a recogerla cuaºndo vayas a marcharte de vacaciones, sabiendo en todo momento que no le ocurrirá nada malo.