8 Playas paradisíacas y poco masificadas en España

Con casi 8.000 kilómetros de costa y un clima privilegiado. España es uno de los destinos preferidos por los turistas extranjeros, pero también por todos aquellos que no quieren salir del país para disfrutar de unas vacaciones de sol y playa, ya que nuestras costas ofrecen todo lo que el visitante pueda necesitar. Pero precisamente por todo ello es por lo que en los meses de verano muchas playas se convierten en un hervidero de gente.

Afortunadamente, en nuestro país también contamos con playas poco masificadas y muchas veces prácticamente desconocidas para la mayor parte de los turistas. Playas de aguas cristalinas, arena fina y rodeadas de un entorno paradisíaco y que nada tienen que envidiar a las playas caribeñas. Hoy en SP Parking (aeropuerto de Málaga) te traemos una lista de algunas de estas playas poco masificadas para que puedas disfrutar de unas vacaciones mucho más relajantes este año.

Playas poco masificadas

Playa de Rodas, Islas Cies

Según la revista británica The Guardian es una de las mejores playas del mundo. Se trata de la playa más extensa e importante del Parque Natural Illas Cies, desde donde se divisa la ría de Vigo. Aguas cristalinas, arena blanca y un precioso paisaje de pinos y eucaliptos. Un destino playero de incomparable belleza.

Playa de Aiguablava, Girona

Es una de las zonas más bonitas de toda la Costa Brava. Cuenta con varias calas de pequeño tamaño repartidas en poco más de 75 metros. Se trata de una playa de arena dorada y aguas cristalinas que permiten practicar multitud de actividades acuáticas como el buceo.

Playa de Cuevas, Asturias

Formada por gravas, cantos y arenas blancas, esta playa se encuentra ubicada en un entorno seminatural. Las cavidades calizas son las que le dan su nombre. Un destino de obligada visita para los amantes de la escalada y la pesca.

Playa de Ses Illetes, Formentera

Situada en un entorno natural de impresionante belleza, esta playa de aguas cristalinas y arena suave no tiene nada que envidiar a las playas caribeñas. Además, el viento y las olas permiten la práctica de deportes acuáticos. El único inconveniente es que para acceder a ella hay que hacerlo a pie.

Playa de las Catedrales, Lugo

En este lugar la naturaleza ha esculpido una auténtica obra de arte a orillas del mar. Bóvedas, arcos, cavernas y galerías que recuerdan a una catedral y que nos transportan de forma inevitable a un mundo mágico.

Playa de Cofete, Fuerteventura

Una verdadera joya de la naturaleza que se encuentra en las Islas Canarias, en el extremo sur de la isla de Fuerteventura. Una playa semidesértica y prácticamente virgen que cuenta nada menos que con 13 kilómetros de longitud. La cantidad de personas que la visita es tan pequeño que resulta ideal para aquellos que buscan desconectar del mundo.

Playa Es Caragol, Mallorca

Al sur de la isla de Mallorca nos encontramos con una de las playas menos masificadas y más tranquilas del archipiélago balear. El destino ideal para evitar las playas excesivamente concurridas y al mismo tiempo poder disfrutar de aguas transparentes y arena fina, rodeado de un paisaje totalmente virgen y protegido en el catálogo de Áreas Naturales de Especial Interés.

Cala Salada, Ibiza

Este pequeño rincón situado en la isla de Ibiza es un verdadero oasis de tranquilidad dentro de un destino archiconocido por su ambiente festivo. Se encuentra en un entorno lleno de pinos y acantilados rocosos entre los que se encuentran pequeñas playas en  las que perderse y olvidarse de todo.