Documentación necesaria para viajar con mascotas al extranjero

Todos aquellos que tenemos mascota sabemos el cariño que se les tiene y los deseos que tenemos de llevarlas con nosotros a todas partes. Sin embargo, no siempre es posible. Y es que cuando se trata de viajar muchos países establecen sus propios requisitos y documentación necesaria para viajar con mascotas. Por este motivo, incluso cuando queremos tomar un vuelo a algún país europeo planificar el viaje puede resultar muy lento, complicado, agotador y, en muchos casos, frustrante.

Puede que en alguna ocasión podamos dejarlos con algún familiar o en una residencia para mascotas, pero si no tenemos más remedio y debemos viajar al extranjero con nuestra mascota, debes saber que necesitarás realizar algunos trámites, por lo que es importante preverlo con suficiente antelación para evitar problemas de última hora.

Afortunadamente la mayoría de los países permiten la libre circulación de las mascotas más comunes como perros o gatos. La condición es que se encuentren en perfecto estado de salud y que cumplan con la normativa establecida en cada país. En SP Parking (tu parking en el aeropuerto de Málaga) queremos ponerte las cosas más fáciles y por eso hoy te traemos una lista de las cuestiones que debes tener en cuenta y la documentación necesaria para viajar con mascotas en la mayoría de los casos.

Documentación necesaria para viajar con mascotas

1. Documentación necesaria para viajar con mascotas a otro país

Lo primero que debes hacer es conocer los requisitos solicitados por la aduana del país al que vas a viajar. Te recomendamos que hagas una visita previa a la embajada o al consulado para que te asesoren con todo detalle sobre el proceso y evitar sorpresas desagradables en el futuro.

Si vas a viajar por Europa, los requisitos para viajar con mascotas no cambian demasiado de un país a otro. Tanto en los países que pertenecen a la UE como en el resto del continente, está unificado el «Pasaporte para animales domésticos». Este documento tiene validez para perros, gatos y hurones y contempla todo el historial sanitario de la mascota y su información identificativa, así como los datos personales del propietario.

Viajar con perros, gatos y hurones

Para viajar con perros, gatos y hurones entre países de la Unión Europea y del entorno (Andorra, Mónaco, Noruega, Islandia, Liechtenstein, San Marino, Suiza y Ciudad del Vaticano), los requisitos son los siguientes:

  • Pasaporte para animales domésticos actualizado con las vacunaciones y la desparasitación.
  • Identificación mediante tatuaje o microchip.
  • Vacuna contra la rabia: debemos asegurarnos de que han pasado al menos 21 días. Y es que esta enfermedad cruza fronteras con gran facilidad.

Aunque esta suele ser por regla general la documentación necesaria para viajar con mascotas que se exigen en la mayoría de destinos, también hay otros certificados sanitarios complementarios que pueden pedirse. Por este motivo, es fundamental que preguntes en la embajada. No obstante, a continuación te traemos algunos de los más frecuentes:

  • Tratamientos contra equinococos.
  • Tratamiento contra garrapatas.
  • Control vacuna antirrábica, valoración de anticuerpos nautralizados.
  • Vacuna contra Leptospirosis y Distemper.
  • Certificado de buena salud según modelo, emitido por un veterinario oficial o visado por las autoridades correspondientes del país de origen.

Viajar con otras especies

Para viajar con otras especies en avión como pequeños mamíferos, aves (excepto aves de corral), pequeños reptiles y anfibios, peces o invertebrados (excepto abejas y crustáceos), deberemos tener en cuenta los requisitos de cada país, aunque por lo general suele ser suficiente con un Certificado Veterinario que acredite que el animal se encuentra sano. En el caso de pequeños animales como pájaros y reptiles se suelen permitir solamente un máximo de 5 por persona.

2. Evitar problemas a la llegada

Es fundamental que conozcamos y respetemos al detalle todos los requisitos para viajar con mascotas que establezca el país de destino. De lo contrario, corremos el riesgo de encontrarnos con situaciones muy desagradables como:

  • Detención del animal en las instalaciones de cuarentena durante un periodo que puede ser como mínimo de 5 días y como máximo de 40 días.
  • Devolución de la mascota al país de origen.
  • En casos de regulaciones muy estrictas, el animal podría incluso ser sacrificado.

3. Requisitos de la compañía aérea

Al reservar nuestro viaje, tenemos que asegurarnos de que la compañía con la que vamos a volar aceptará a nuestra mascota. Generalmente nos pedirán la acreditación sanitaria, ya sea a través del Pasaporte para animales domésticos o del Certificado de buena salud emitido por el veterinario. Nuestro animal podrá viajar en bodega, como equipaje, o en la cabina con nosotros.

Para poder viajar en cabina necesitará autorización previa de la compañía, pues suelen existir restricciones en la cantidad de animales que viajan en el avión y nuestra petición podría ser rechazada si ya hubiera otras reservas realizadas con anterioridad. Además, el animal debe pesar menos de 6 kg y debe ir en un contenedor apropiado para garantizar la seguridad y el confort tanto del animal como del resto de viajeros (cómo debe ser el transportín).

En cualquier caso, sin importar si viajan en cabina o en la bodega, debemos prever los que nos costará, ya que por cada animal hay que abonar la tarifa correspondiente. El precio suele establecerlo la propia compañía. Lo normal es que se aplique un precio por kg, contabilizando tanto el peso del animal como el del transportín, y que varíe entre los 20 y los 25 euros. Con lo cual si tu perro pesa 4 kg, el precio será de unos 90 euros aproximadamente.

La única excepción son los perros lazarillo de personas ciegas, pues pueden viajar en cabina gratis y sin tener que ir en transportín. Eso sí, deben ir equipados con bozal, correa y collar para evitar molestias al resto de pasajeros.