Cómo organizar un viaje sorpresa sin que tu pareja se entere

No hay nada mejor que planear una escapada romántica con tu pareja para huir de la rutina aunque sólo sea un fin de semana. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que organizar un viaje sorpresa para sorprenderla y reavivar la llama del amor? ¿Y por qué no? Daros ese descanso que tanto os merecéis.

Puedes organizar el viaje para su cumpleaños o por San Valentín, pero no es necesario esperar a una ocasión especial para prepararlo. De hecho, resultará más emocionante si no se lo espera. Por eso lo ideal es organizarlo todo a escondidas y que tu pareja se entere cuando ya esté prácticamente montada en el avión. Y por supuesto planearlo con tiempo para que puedas buscarlo todo con tranquilidad y el viaje salga a pedir de boca.

En SP Parking (tu parking en el aeropuerto de Málaga) nos encantan los viajes sorpresa y por eso hoy te traemos algunos consejos para que puedas organizar una escapada romántica con tu pareja sin que sospeche nada. Es obvio que requerirá de una dosis extra de esfuerzo para que todo salga perfecto, pero ver su cara de sorpresa cuando se entere es la mejor recompensa.

Organizar un viaje sorpresa

1. Elegir el destino para el viaje sorpresa

La elección del destino dependerá mucho del presupuesto que tengas, pero si os encanta viajar seguro que encuentras alguna oferta económica. En Internet puedes encontrar infinidad de escapadas románticas a muy buen precio. Pero también puedes optar por algún destino al que tu pareja y tú siempre hayáis querido ir.

Eso sí, piensa en lo que realmente le gustaría más para que la sorpresa sea mayor. Si está estresada, la mejor opción puede ser un hotel con spa donde le den masajes y la mimen un poco. O por ejemplo una preciosa casa rural en la montaña donde podáis aislaros del mundo.

2. Organizar bien las fechas

A la hora de organizar un viaje sorpresa las fechas son muy importantes. Tenemos que asegurarnos de que nuestra pareja esté disponible para la fecha que elijamos. Si aún no sabes cuando podrá cogerse vacaciones, lo mejor es optar por un fin de semana y, de esta forma, no tendrás que engañarla para que tenga que cogerse algún día libre. En caso de que tenga un trabajo con un horario complicado, siempre puedes hablar con su jefe o con sus compañeros para que le cambien el turno sin que se dé cuenta.

3. Reservar los vuelos y el hotel disimuladamente

Si no vivís juntos, te resultará más fácil, pero si vivís en la misma casa, tendrás que tomar más precauciones para que no sospeche. No compres los billetes de avión o reserves el hotel con una tarjeta de crédito común o algo a través de lo cual pueda llegarle una notificación.

Si no tienes ordenador propio y tienes que hacerlo en el ordenador común, utiliza el navegador de incógnito y, por supuesto, no te dejes la pantalla abierta o todo tu esfuerzo quedará en saco roto. Aunque son cosas de sentido común, siempre se nos puede escapar algún detalle y que nos acaben pillando.

4. Resolver posibles imprevistos sobre la marcha

Ahora que ya tienes el tema de los billetes y el hotel resuelto, tenemos que tener en cuenta los posibles imprevistos que puedan surgir. Imagina que decide hacer algún plan con los amigos o le surge un compromiso familiar. Si te enteras de que por ejemplo alguien le ha llamado para quedar, ponte en contacto con él para pedirle que se invente alguna excusa para cancelar la cita.

En el caso de que tengas niños, tendrás que buscar con antelación a alguien que pueda quedarse con ellos durante los días que vais a estar fuera. Si tus padres no viven en la ciudad, puede que a algún amigo no le importe hacerte el favor.

5. Preparar las maletas

Este es el paso más complicado, ya que todo lo que va a necesitar durante el viaje es lo que probablemente use en su día a día. Por eso, te recomendamos que hagas la maleta prácticamente en el mismo día cuando no esté en casa. Si tú también estás trabajando o no vives con tu pareja, puedes pedírselo a alguien de confianza para que lo haga y así no levantar sospechas. Lo ideal es que ese día no vuelva a casa y no se percate de que le faltan cosas, sino que vaya directamente al aeropuerto.

No olvides meter algo de ropa para salir, aquellas prendas que mejor le sienten o que más le gustan para que se sienta cómoda. Si es mujer, no te olvides de sus perfumes y su neceser de maquillaje. Tampoco olvides los documentos de tu pareja como el DNI o el pasaporte, el cargador de su móvil en el caso de que sea diferente al tuyo y medicinas si necesita tomar alguna diariamente.

6. Cómo llevarle al aeropuerto engañada

Para que la sorpresa sea más efectiva, lo mejor es que vaya desde casa o desde el trabajo engañado, con todo listo y directamente al aeropuerto. Invéntate alguna historia o llévale con los ojos tapados. Si lo consigues sin que la otra persona sospeche nada, ¡casi lo tienes! Cuando llegue al aeropuerto y vea su maleta preparada, la sorpresa será mayúscula.

Si lo prefieres, puedes ir a buscarla al trabajo con flores, los billetes en la mano y una gran sonrisa. Una vez dentro del coche, le puedes dar alguna pista, pero no desveles la sorpresa antes de llegar para mantener el suspense más tiempo. Si el viaje es muy largo, puedes preparar algunas pistas para que vaya descubriéndolo todo poco a poco.

7. Deja volar tu imaginación para mantener la emoción

Una vez que estéis en el aeropuerto, lo ideal es mantener el suspense hasta el último minuto. No le digas que vuelo vais a tomar. Y si ya consigues meterla en el avión sin que sepa nada, te mereces un aplauso. En cualquier caso, sigue siendo un regalo muy original, ya que si lo haces bien no se esperará nada hasta el mismo día.

Si se te ocurre alguna otra idea original sobre cómo organizar un viaje sorpresa o lo has organizado ya, nos encantaría saber cómo lo hiciste y cómo fue la experiencia. Si por el contrario, has llegado hasta nuestra web buscando consejos para planearlo todo, recuerda no dejarte la pantalla abierta.