Adiós al equipaje de mano gratis de Ryanair

Por todos es sabido que Ryanair es la compañía de vuelos más barata en España. Y hasta el momento, pagando nuestro vuelo teníamos derecho a llevar nuestro equipaje de mano en cabina siempre que se ajustara a las medidas establecidas por la aerolínea y que no supera más de 10 kg. Sin embargo, los altos factores de carga y que la falta de espacio en la cabina para colocar todos los biltos haya provocado numerosos retrasos durante el embarque ha hecho que la compañía se haya replanteado su política de equipaje de mano.

A partir del 1 de noviembre las maletas grandes deberán ir en bodega sin ningún coste adicional y el segundo bulto que siempre se permitía podrá ir en la cabina junto con el pasajero, es decir, una bolsa pequeña de transporte. Aquellos pasajeros que deseen seguir llevando su equipaje en cabina deberán contratar el servicio de “prioridad de embarque” que cuesta 5 euros y que puede adquirirse en el momento de realizar la reserva. O 6 euros si se añade posteriormente.

equipaje de mano

Así pues, los pasajeros que paguen por el “embarque prioritario” podrán transportar en cabina con ellos un bulto de tamaño normal (55 x 40 x 20 cm) y otro pequeño (35 x 20 x 20 cm). Aquellos pasajeros que decidan continuar adelante con su billete sin contratar este servicio, solamente podrán llevar el bulto pequeño y el bulto más voluminoso deberá bajarse a bodega, libre de cargos, lo cual se efectuará en la puerta de embarque.

Para implementar esteos cambios en la política de equipaje, la aerolínea habilitará dos colas en la puerta de embarque: una para todos aquellos pasajeros que tengan billete con prioridad de embarque y, por tanto, puedan transportar consigo dos bultos, y otro para los clientes sin prioridad que solamente pueden llevar consigo el bulto pequeño. Y, por supuesto, no permitirá el paso al avión a aquellos clientes sin prioridad de embarque que se nieguen a bajar a bodega su bulto de mayor tamaño. Casos en los que la aeorlínea no estará obligada a realizar ningún tipo de reembolso por el billete. La única excepción son aquellos clienets que viajen con niños pequeños, que podrásn transportar con ellos una bolsa para bebés siempre que no supere los 5 kg.

Además, para que haya más pasajeros que opten por facturar su equipaje en lugar de llevarlo en cabina, se ha aumentado el peso que puede llevarse. De manera que si antes podíamos facturar una maleta de 15 kg, a partir de la misma fecha será posible llevar hasta 20 kg. Pero no solamente aumentará el peso, sino que también disminuirá el coste de facturación, de 35 euros a 25 euros. La idea es que se reduzca el número de personas que viajan con dos bultos en cabina y que en los últimos tiempos ha provocado una gran cantidad de retrasos en los vuelos.

Con esta política, la aerolínea afirma que perderá 50 millones de euros al año, pero espera que estos cambios reviertan en la comodidad de sus pasajeros. La compañía espera que disminuyendo la cantidad de bultos permitidos en cabina a todos aquellos pasajeros que no hayan contratado el servicio de embarque prioritario, el proceso de embarque sea más rápido y se pueda acabar de una vez por todas con los retrasos ocasionados por este motivo.

No obstante, Ryanair no es la única aerolínea que en los últimos tiempos ha realizado cambios en su política de equipaje de mano. Otras compañías como Norwegian ya han anunciado que existe la posibilidad de que exijan a sus pasajeros que facturen sus maletas en vuelos muy concurridos. También Jet2.com y Easyjet han incluido recargos para el equipaje de mano, tanto por exceso de peso como por el hecho de que sea necesario mandar el equipaje de mano a la bodega.