¿Son seguras las compañías de vuelos low cost?

En los últimos 15 años la cantidad de compañías que ofertan vuelos low cost ha crecido de forma considerable. Sobre todo desde que comenzó la crisis y los viajeros miran cada euro a la hora de programar sus viajes. Pero la diferencia de precios entre compañías como Iberia o Lufthansa y por ejemplo Ryanair puede hacernos dudar de si esa diferencia en el billete no afecta también a la seguridad.

Suele decirse que el avión es el medio de transporte más seguro, pero de vez en cuando siempre se produce un fatal accidente que causa revuelo entre los pasajeros que usan este medio de transporte de forma habitual, especialmente entre aquellos que tienen miedo a volar. Además, los retrasos, los problemas mecánicos, los aterrizajes de emergencia por falta de carburante, las despresurizaciones de la cabina y otros incidentes ocurridos en los últimos años han puesto en el punto de mira a estas compañías de bajo coste.

Vuelos low cost

La realidad es que las aerolíneas de vuelos low cost que operan en la Unión Europea pasan unos controles por parte de los organismos internacionales, europeos y estatales de aviación y cumplen con todos los estándares de seguridad aérea para garantizar un buen servicio a los pasajeros. Y aunque es normal que surjan dudas sobre la seguridad de este tipo de compañías, debemos tener en cuenta que si no se cumple con la normativa o se encuentran fuera de la legalidad, no obtienen la autorización para volar. Por este motivo, tanto si se trata de una compañía tradicional como de una compañía de bajo coste, las normas de seguridad para operar son las mismas para todas.

Pero además, las cifras no dejan lugar a dudas. Según un estudio realizado por JACDEC  (Oficina Alemana para la Investigación de Accidentes Aéreos), las compañías que ofertan vuelos low cost se encuentran entre las más seguras actualmente. De hecho pese a que surgieron más tarde que las compañías tradicionales, hoy ocupan una buena posición en cuanto a la seguridad aérea. Así por ejemplo tres de las compañías que operan dentro del aeropuerto de Málaga como son  Air Berlin, Easyjet y Ryanair se encuentran en el noveno, decimonoveno y vigésimo noveno puesto respectivamente en cuestiones de seguridad. Esto quiere decir que si por seguridad nos referimos a ausencia de accidentes, las compañías de bajo coste no ofrecen dudas al respecto.

¿Por qué nos vuelos low cost son tan baratos?

Si la seguridad es la misma, entonces cuál es el motivo de que los vuelos low cost sean más baratos que los de las aerolíneas tradicionales. La principal diferencia radica en los servicios que se ofrecen a bordo y en la comodidad del vuelo, pero hay más factores que pueden influir en el precio. En SP Parking te contamos cuáles son:

  • Las compañías de bajo coste suelen utilizar un mismo tipo de avión por lo que la formación de los pilotos y el trabajo de los mecánicos es más sencillo.
  • Para ahorrar costes de suelen utilizar aeropuertos secundarios, pequeños y con poco tráfico que establecen tarifas más económicas para operar.
  • En la venta de vuelos low cost no suele haber intermediarios que encarezcan el precio del billete. Ofrecen sus billetes de forma directa por Internet.
  • Se centran en trayectos cortos sin escalas, aumentando el número de vuelos y el beneficio.
  • No ofrecen servicios en cabina de forma gratuita.
  • Establecen normas muy estrictas para el equipaje de mano, por lo que ganan en facturación.
  • Los asientos no están numerados, por lo que se reduce el personal de vuelo que guié a los pasajeros hasta su asiento. Además se han añadido más asientos y la distancia entre ellos es más pequeña.
  • Se reduce el tiempo de parada y maximizan el uso de sus aviones, encadenando unos con otros. Los aviones solamente permanecen en tierra el tiempo justo para embarcar a los pasajeros (30 minutos).

Como puedes ver, las compañías que ofrecen vuelos low cost recortan gastos en multitud de conceptos, pero sin que esto influya en la seguridad del pasajero. En cualquier caso, los accidentes ocurren y aunque no son precisamente las aerolíneas más baratas las que los sufren en mayor proporción, siempre quedará la duda de si reducir costes puede ser compatible con el mantenimiento de unos niveles de seguridad adecuados.