8 Consejos para ir a la playa con bebés

Al contrariuo de lo que muchos puedan creer, tener hijos pequeños y disfrutar de unas fantásticas vacaciones de playa no es algo incompatible. Solamente debemos tomar ciertas precauciones para que los niños puedan disfrutar de un verano seguro y protegidos bajo el sol. En SP Parking (aeropuerto de Málaga) no queremos que este verano tengas que renunciar a las vacaciones de playa con las que tanto tiempo llevas soñando. Por eso, además de mostrarte un listado sobre las “mejores playas para ir con niños”, hoy desvelamos todas tus dudas y te damos algunos consejos para que toda la familia podáis pasarlo en grande.

vacaciones de playa con bebés

¿A qué edad se recomienda ir con bebés a la playa?

Bajo ningún concepto debemos dejar que nuestro bebé quede expuesto al sol si tiene menos de 6 meses. Esto no significa que no podamos ir con él a la playa, pero debe permanecer cubierto en todo momento, ya sea con una sobrilla o un sombrero. Y siempre vestido con ropa ligera de tejidos naturales, a ser porsible de algodón. No es aconsejable que los bañemos tampoco a esta edad, ni siquiera en la piscina. A partir de los 6 meses ya podemos hacerlo tanto en la playa como en la piscina sin ningún problema.

¿Es mejor bañar a los bebés con ropa?

Cuando se trata de un bebé, es preferible bañarlos con camisetas, gorros y pañuelos que con un bañador, es decir todo aquello que pueda proteger su delicada piel de los rayos ultravioletas. No obstante, también existen en el mercado numerosas marcas que ofrecen ropa de baño específicamente diseñada para los bebés, con protección solar. Tanto bañadores como prendas de ropa qie pueden usarse durante el baño y que se secan muy rápido. Perfectas también para aquellos niños más mayores que pasan mucho tiempo jugando en el agua.

¿Hay que echarles crema solar a los bebés?

Por lo general, las cremas solares no son aconsejables para los bebés a menos que sean específicas para su edad, ya que pueden causarles alergias o irritaciones. Además, a estas edades todavía están experimentando y es habitual que se toquen el cuerpo y se lleven las manos a la boca constantemente, por lo que pueden ingerir el producto.

Si decidimos usar un protector solar específico para su edad, es muy importante que sea resistente al agua para que si los bañamos sigan protegidos y no se quemen. Hay que tener en cuenta que la piel de los bebés es muy sensible. Lo ideal es aplicarla al menos 30 minutos antes de ir a la playa, sobre todo su es un día en el que el sol brilla de forma intensa. Después deberemos volver a aplicarla cada 2-3 horas. Por supuesto, debe tratarse de una crema solar que ofrezca cobertura total y aplicarla también en aquellas zonas más olvidadas, como el cuello, la nariz, las orejas y el empeine de los pies.

¿Qué horas es preferible evitar para ir a la playa con los bebés?

En la medida de lo posible, hay que evitar que el niño no esté en la playa en las horas centrales del día, es decir, entre las 11 y las 16 horas. Y es que no basta con que esté a la sombra, sino que debe tenerse en cuenta la temperatura. La sudoración de los bebés todavía no funciona como la de un adulto, por lo que el niño podría sufrir un golpe de calor sin que nos demos casi cuenta. Asegúrate de refrescarlo con frecuencia y de que siempre esté a la sombra.

¿Cómo proteger los ojos de los bebés en la playa?

Debemos tener en cuenta que la arena y el agua de la playa reflejan la radiación ultravioleta. Con lo cual, es importante proteger la piel y los ojos del pequeño con unas gafas que tengan lentes homologadas y con filtros adecuados que cumplan con la normativa vigente de la UE. Para niños más pequeños no existe tanta oferta en el mercado, pero a lartir de los 18 meses no es complicado encontrar gafas de sol para bebés.