Diabetes: Consejos para viajar en avión

Cualquier época del año es buen momento para viajar si se dan las circunstancias adecuadas. Viajes que en muchos casos tienen como destino otro país que, además de tener husoso horarios distintos,  pueden tener otros hábitos y otras condiciones climáticas que debemos tener muy en cuenta si tenermos un problema de diabetes. Pero además, a la hora de viajar en avión, debemos pensar en algunos factores que tienen que ver con nuestros medicamentos y neustra seguridad sanitaria. En SP Parking (aeropuerto de Málaga) queremos que tus vacaciones sean perfectas y que no sufras ningún problema durante tu estancia, por lo que a continuación te traemos algunos consejos.

diabetes

1. No olvides tu Tarjeta Sanitaria Europea

Si viajas a un país extranjero, es fundamental que te informes sobre si el destino al que vas tiene acuerdos de asistencia sanitaria con España. Si es un destino europeo, no tienes de qué preocuparte, ya que la Tarjeta Sanitaria Europea garantiza la reciprocidad en el trato entre los nacionales del país al que se viaja y el viajero. No obstante, debes tener en cuenta que no todos los países gozan de las mismas prestaciones que el nuestro.

En cualquier caso, si se trata de una estancia corta, conviene llevarse la medicación necesaria desde España. Existen «neveras» y «carteras de frío» para conservar la insulina a una tempreatura adecuada. Si por algún motivo, tienes que comprar insulina en el país de destino, no olvides comprobar bien la concentración de la misma. En España la insulina siemrpe tiene una concentración de 100 unidades por ml, pero en otros lugares no es así.

2. Lleva el informe del médico

Si eres diabético y vas a viajar en avión, es conveniente que lleves contigo un breve informe médico en inglés si en el país no se habla español. De esta forma, podrás informar sobre tu situación al médico en tu destino en caso de urgencia. Además, es bueno que lleves un informe sobre la bomba de insulina para pdoer avisar  al funcionario encargado de que la llevas, ya que algunas veces pueden sonar en el arco de control de los aeropuertos.

3. Lleva la medicación en la cabina

Debes saber que la insulina, el glucagón, las agujas, las tiras reactivas, las lancetas y el material desechable de la bomba de insulina deben ir contigo en la cabina y no en la bodega con el equipaje facturado. De esta forma, evitarás el deterioro de la medicación ebido a la temperatura de la bodega y evitarás pérdidas. Además, si viajas con alguien, intenta repartir la medicación con él.

4. Lleva alimentos para remontar las hipoglucemias

En el control no es posible pasar con alimentos que no estén envasados al vacío, pero puedes comprarlos en el Duty Free. Compra alimentos ricos en hidratos de carbono de absorción rápida y que no sean light, pero también otros de absorción lenta como las tostadas o las galletas.

5. Haz ajustes en la dosificación si es necesario

Debes saber que cuando viajamos  de este a oeste o viceversa, los husos van cambiando, lo que puede suponer un problema a la hora de adaptar nuestras dosis. Con las bombas de insulina y la insulina tipo bolo / basal resulta más sencillo, pero si no usamos este tipo de medicación, debemos consultarlo con nuestro médico.

6. Controla tu dieta

Lan dieta es uno de los componentes fundamentales para el tratamiento de la diabetes. En verano solemos consumir alimentos distintos a los del invierno y además cuando viajamos al extranjero, los productos que encontramos normalmente son distintos. Por eso, es muy importante que mires el contenido de hidratos en la etiqueta de los alimentos, mantente hidratado y modera tu consumo de alcohol.